Saltar al contenido

Préstamos en efectivo con Veraz negativo

Los préstamos en efectivo con Veraz negativo son posibles, solo debes conocer cuáles son las opciones que tienes a tu alcance. Ya que estar en los registros del Veraz generalmente tiene un tono negativo, hoy hablaremos sobre lo que puedes hacer para conseguir un préstamo si tu nombre está allí. Veamos.

Índice

    ¿Qué es el Veraz?

    El Veraz es una base de datos controlada por el Banco Central de la República Argentina (BCRA). Esta se encarga de obtener, guardar y vender información comercial de las empresas y personas naturales que residen en el país. Además, el Veraz contiene la información crediticia de todos los ciudadanos.

    Por esta razón, quienes están en los registros del Veraz tienen dificultades para disfrutar de algunos beneficios financieros que son bastante comunes. Esto se debe a que, mientras estás en el Veraz, tienes un perfil negativo al saldar las deudas. Ahora bien, ¿es posible pedir préstamos en efectivo con Veraz negativo?

    Préstamos en efectivo con Veraz negativo

    Quienes tienen un informe o certificado con un tono negativo en el Veraz, seguramente tendrán inconvenientes a la hora de solicitar un préstamo. Esto se aplica sobre todo en el caso de los préstamos en entidades bancarias. ¿Por qué?  Porque uno de los principales requisitos exigidos por los Bancos, es que sus clientes tengan un buen historial crediticio, es decir, que no estén en el Veraz.

    Sin embargo, actualmente los Bancos no son las únicas entidades financieras que están dispuestas a conceder préstamos a los ciudadanos argentinos. Cada vez son más las casas comerciales que realizan préstamos en efectivo con Veraz negativo. En este sentido, lo más conveniente es que te informes sobre las que están disponibles.

    ¿Qué requisitos debes cumplir para solicitar un préstamo?  

    Como hemos mencionado, hay entidades financieras dispuestas a conceder préstamos en efectivo a quienes están en la base de datos del Veraz. Generalmente, estos requisitos varían de una entidad a otra, así como las tasas de interés, el lapso de pago y el monto que se va a prestar.

    Aun así, podemos mencionar algunos de los requisitos básicos que exigen las casas financieras:

    • Ser mayor de 18 años.
    • Tener DNI, CUIL o CUIT.
    • Tener el CBU (Clave Bancaria Uniforme).
    • Antigüedad laboral demostrable.
    • Situación ante el Veraz.
    • Certificado de ingresos.

    ¿Qué debes tomar en cuenta al solicitar un préstamo con Veras negativo?

    Hay algunos factores que debes tener en cuenta antes de solicitar un préstamo estando en el Veraz. Estos te ayudarán a elegir el mejor para ti entre las diferentes opciones. Por un lado, debes mirar la tasa de interés que vas a pagar, pues de esto dependerá que no quedes más endeudado que antes.

    Por otra parte, debes evaluar el tiempo o plazo de pago que ofrece la casa comercial, mientras más cantidad de cuotas ofrezcan, mejor para ti. Por último, es muy importante que elijas el monto adecuado, asegurándote de que está a tu alcance pagarlo por completo, en el tiempo requerido y con los intereses incluidos.

    Préstamos online con Veraz

    Ahora bien, debes tener presente que existen diversas entidades que prestan dinero mediante la web. Este procedimiento es mucho más sencillo y lo puedes hacer desde tu computador o teléfono. Para este tipo de créditos debes tener tu cuenta bancaria personal a fin de que el dinero sea depositado allí.

    Estos préstamos tienen muchos beneficios pues no necesitas tener una gran cantidad de documentación impresa. Generalmente, solo necesitarás completar un formulario con tus datos personales en la página oficial de la entidad. Eso sí, asegúrate de hacerlo en una entidad reconocida pues de esta forma evitarás cualquier estafa.

    ¿Por qué tienes un Veraz negativo?

    Si tienes o has tenido deudas en el sistema financiero argentino, es posible que la entidad haya informado al Veraz sobre tu deuda. Dependiendo del tiempo que tengas sin pagar, el BCRA te pondrá en un nivel de deudor. Mientras más alto sea el nivel en el que te encuentres, peor es tu perfil financiero.

    De modo que, si te atrasaste en los pagos de tu tarjeta de crédito, un préstamo bancario o cualquier otro financiamiento, seguramente estás en los registros del Veraz. Y por supuesto que nadie desea que su nombre esté incluido en una lista de morosos que trae consigo muchas consecuencias comerciales.

    ¿Cómo saber tu situación en el Veraz?  

    Puesto que estar en el Veraz no es un asunto que deba tomarse a la ligera, lo mejor es que conozcas cuál es tu situación en esta base de datos. Para ello, tienes distintas opciones a tu disposición. En primer lugar, si deseas puedes obtener un informe gratuito del BCRA o en la web Equifax Veraz.

    Ahora bien, recuerda que este informe gratis está disponible para ti solo cada seis meses. Para obtenerlo, debes llamar al (011) 5352 4800. Y al responder la contestadora automática tendrás que seguir las instrucciones para el informe personal del Veraz. Te proporcionarán un código que tienes que poner en la web del Veraz haciendo clic en la opción “Acceder a su derecho de acceso” y listo.

    Por otro lado, tienes la posibilidad de comprar un certificado del Veraz en la página del Equifax Veraz. El informe personal tiene un precio de $499 y, en caso de que desees un informe de terceros, $599. El procedimiento es sencillo e intuitivo, tan solo debes seguir los pasos indicados, elegir el medio de pago y listo.

    ¿Qué información incluye un informe personal del Veraz?

    Por un lado, puede que el informe deje ver un perfil positivo que puedes utilizar para demostrar un buen comportamiento financiero. Por el contrario, si tienes un Veraz negativo, podrás ver información del tipo: qué entidad informó al Veraz sobre tu deuda, qué cantidad de dinero debes y cuánto tiempo tienes de deudor.

    En este sentido, el BCRA y el Veraz clasifican a los deudores en seis niveles, siendo 1 la mejor posición y 6 la peor. Estos se expresan del siguiente modo:

    1. Normal. 0 a 31 días de atraso.
    2. Riesgo bajo. 31 a 90 días de atraso.
    3. Riesgo medio. 90 a 180 días de atraso.
    4. Riesgo alto. 180 a 365 días de atraso.
    5. Deudor irrecuperable. Mayor a 365 días de atraso.
    6. Deudor irrecuperable por disposición técnica.